Detrás de cada estadística de muerte o hospitalización de Covid, hay muchas personas como yo, que son familiares, amigos, colegas o vecinos de alguien que está hospitalizado con Covid. Aquellos que no pudieron estar al lado de su ser querido pueden vivir con dolor y arrepentimiento por el resto de sus vidas.

Mi padre fue hospitalizado con Covid-19. Pudimos hacer videollamadas pero no pudimos visitarlo en persona. Mi padre tiene problemas de audición y con el inglés. Antes de la pandemia, siempre alguien de la familia había estado con él en el hospital para que entendiera lo que estaba pasando y no se sintiera solo. He dormido muchas veces en sillas incómodas en hospitales. Pero esta vez, ninguno de la familia pudo estar allí para consolarlo. Tenía miedo de que mi padre muriera sin que pudiéramos tomar su mano o abrazarlo para que supiera que sus seres queridos estaban cerca de él. Incluso cuando las personas pueden realizar visitas con los que se están muriendo, no todos los miembros de la familia pueden arriesgarse a hacer la visita porque no pueden permitirse infectarse con Covid en el hospital.

Uno tiene suerte si el hospital tiene una buena conexión de internet y el personal sanitario tiene tiempo para configurar una videollamada. A veces, las enfermeras o médicos tienen que usar uno de sus teléfonos personales para hacer videollamadas. Algunos pacientes mueren solos sin ningún contacto con sus seres queridos. Ellos están rodeados de máquinas y personas que ni siquiera pueden reconocer porque todo el personal médico utiliza dos mascarillas y un protector facial y pueden vestirse con tanto equipo de protección que parecen a astronautas.

Covid no es una broma. Es real. Es cruel. Les está robando a las personas su dignidad al morir.

Estoy compartiendo mi historia para que Uds vean cómo no usar mascarilla, practicar distanciamiento social y practicar buena higiene hace que el virus se propague y más personas estén hospitalizadas y mueran de una manera cruel y solitaria.

Imagínense si estuvieran ustedes en la cama del hospital. Están completamente solos. No tienen a nadie con quien hablar. Puede que no comprendan lo que está sucediendo. Imagínense si la persona que muere de Covid fuera uno de sus familiares cercanos, amigos o seres queridos.

Afortunadamente, mi padre fue dado de alta del hospital, pero ese no es el caso para muchas personas. Las tasas de mortalidad siguen aumentando y el virus está mutando.

Por favor, sea amable con el personal médico. Ellos están arriesgando sus vidas y algunos están muriendo tratando de salvar la vida de sus seres queridos. Llevé comida al personal del hospital para agradecerles.

Por favor, tomen esta pandemia en serio. Les aseguro que no quieren vivir con el miedo de dejar que sus seres queridos mueran solos.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here